LAS 36 LEYES ESPIRITUALES (Módulo 4)

95,00

Una vez realizado el pago, tendrás tu propio usuario y contraseña para acceder a la web de Espai Novaterra dónde encontrarás todo el material audiovisual del curso. Podrás acceder desde cualquier dispositivo móvil, tablet u ordenador, clicando el botón ‘Mi Cuenta’ del menú superior de la web.

Descripción

El curso acaba con el bloque de leyes pertenecientes a La Frecuencia Superior en donde repasamos, entre otros puntos, la importancia de la perspectiva en nuestras interpretaciones, la sanación y cómo identificar y tratar las energías atascadas que se acaban transformando en enfermedad. De igual modo destacamos la importancia de la gratitud y observamos la dualidad como camino de aprendizaje en esta dimensión. El módulo culmina con la Ley del Uno en la cual se resumen todos los conocimientos adquiridos durante el curso.

 

26 La Ley del Frecuencia o Vibración
El miedo tiene una vibración pesada y de baja frecuencia. La serenidad, la paz, y el amor tiene una vibración ligera (alta frecuencia). Las vibraciones elevadas y ligeras disuelven las bajas y pesadas.

 

27 La Ley de los Milagros
Cuando sucede algo que no podemos explicar con las leyes físicas, tenemos que recurrir a las leyes espirituales. En la Tierra vivimos en una vibración densa, sujeta a la Ley del Karma. La frecuencia divina transmuta nuestra energía inferior y así ocurre el milagro.

 

28 La Ley de la Sanación
Todo es luz, la luz es energía. Tu cuerpo físico está construido con la energía de tu conciencia. Tu cuerpo se construye con la conciencia de tu alma a lo largo de muchas vidas. Todo es espiritualmente perfecto. Toda enfermedad tiene el origen en energía atascada, si eres feliz y el amor circula libremente, las células están sanas. El amor es una energía de alta frecuencia y mantiene al cuerpo despejado y fluido.

 

29 La Ley de la Purificación
Si tu aura es clara y pura, nada puede hacerte daño. Ninguna persona negativa ni situación puede atravesarla. El miedo deja pasar el dolor, el daño y el peligro. La pureza confiere seguridad.

 

30 La Ley de la Perspectiva
El tiempo no es lineal, tu estado mental cambia tu percepción del tiempo. Si te sientes desgraciado o aburrido, el tiempo se hace más lento. Si tienes miedo se detiene, si te sientes feliz, el tiempo vuela. Cuanto más baja es nuestra frecuencia, más lenta será nuestra percepción del tiempo. El tiempo en el planeta se ha acelerado un tercio como resultado de la elevación de conciencia que ha tenido lugar. El tiempo se puede trascender, las personas pueden sintonizar con vidas pasadas o con el tiempo futuro.

 

31 La Ley de la Gratitud  
Gratitud significa dar las gracias desde el corazón, y entonces la energía fluye desde el corazón y activa ciertas respuestas en otras personas y en el Universo. Cuando se siente la energía de gratitud se siente tan contento que todavía quiere dar más. La energía divina responde amorosamente otorgándote nuevas bendiciones.

 

32 La Ley de la Bendiciones
Cuando bendices a alguien o algo, estás invocando la energía divina para que llegue hasta él y un rayo de luz divina pasa a la persona, cosa o aspecto de la vida  que estás bendiciendo.

 

33 La Ley del Decreto
Los ángeles son los intermediarios de la energía de nuestra plegaria ante la Deidad. Los que solo tienen una comprensión desde el mundo físico, solo creen lo que pueden ver, oír o sentir, y tienen un concepto limitado de la inmensidad del Universo, viven en 3ª dimensión y si se hacen afirmaciones y las repetimos, nos ayudan.

 

34 La Ley de la Fe
La fe es una cualidad de frecuencia tan elevada que transciende las leyes inferiores y hace que lo imposible se haga posible, y permite que se obren milagros.

 

35 La Ley de la Gracia
Dios nos ha otorgado libre albedrío para crear nuestra propia vida en un lugar donde cada pensamiento, palabra o acción se manifiesta. Puedes invocar la gracia para transmutar nuestras deudas, cambiar los sentimientos emocionales, sanar relaciones y el cuerpo físico.

 

36 La Ley del Uno
En la Tierra experimentamos luz y oscuridad, es la dualidad que viene del libre albedrío, más allá de la 5ª dimensión sólo hay luz. Estemos donde estemos, todo es perfecto. Todo es Dios y todos somos una parte de Dios. La dualidad es una experiencia para aprender a expandir nuestra luz. Somos todos uno. Incluye meditación final.

 

Comparte en
Menú