Nosotros

Espai Novaterra nació un 23 de febrero de 2004 en Barcelona, con el objetivo ayudar a expandir la conciencia del ser humano a través del crecimiento interior, entendiendo este concepto como un proceso personal continuo para sentirse y hacer el bien, pues sólo creciendo desde dentro hacia afuera logramos la libertad de elegir cómo queremos vivir, el valor y la humildad para enfrentarnos a nuestros miedos, y la comprensión para aceptar nuevas situaciones en nuestras vidas.

Si estas son tus inquietudes no has llegado a nosotros por casualidad, en Espai Novaterra te ofrecemos la posibilidad de encontrar las respuestas que precisas, siempre con la simplicidad y la sencillez que nos caracterizan. ¡Te esperamos!

Cualquier consulta no dudes en contactar con nosotros. Estamos a tu disposición.

Contacto

+34 658 75 90 25
de lunes a jueves de 17 a 21h.
(Hora de España)
NO llamadas, sólo mensajes.

COMUNICADO
Hola familia!

¿Cómo está toda la gran familia de Espai Nova Terra?  Espero que bien, aunque supongo que con muchas “movidas” para todos… ¡es el momento!.

Es el momento que todas las almas -consciente o inconscientemente- estamos esperando: el resurgir de nuestra humanidad, el restablecimiento del ser humano en este planeta.

No estamos a las puertas de «lo nuevo”, ¡ya está aquí!. Ha llegado el momento de vivir intensamente el presente, aceptando los retos que vayan llegando a nuestra vida, pues ellos van a llevarnos a los cambios y ajustes que debemos realizar cada uno de nosotros, en compañía y complementariedad con nuestro entorno cercano y, por consecuencia, con toda la humanidad.

No tengáis miedo ni desconfianza ante lo nuevo, pues es la puerta por la que estamos entrando en estos primeros meses del año, y durante el resto de 2020 y todo el próximo 2021.  Vamos a aprovechar la inercia de este momento para hacer resurgir nuestras esencias. Vamos a terminar de resolver nuestros conflictos, tratando de armonizarlos con la máxima transparencia, coherencia y honestidad de las que seamos capaces.

Todo lo que hemos aprendido, entendido y comprendido durante estos últimos años debemos integrarlo ahora, y proyectarlo en este momento en nuestros templos de encarnación, para que poco a poco la jungla de cristal sea un paraíso de luz. Esa luz que está llegando en estos últimos tiempos a raudales, desde el centro solar de nuestra galaxia, y que nos permite leer la vida desde otra perspectiva, más allá de las creencias, más allá de las programaciones generalizadas, que -si bien han sido válidas para llegar a este mundo- ahora ya no son necesarias para nuestro nuevo caminar.

Es momento de abrir la mochila y soltar todo aquello que te impide caminar ligero y sin ataduras. Y así como todo va cambiando, Espai Nova Terra también va amoldándose y ajustándose al nuevo tiempo, al nuevo ser humano, para seguir apoyando, ayudando y sirviendo  como lo venimos haciendo desde hace más de quince años.

Por esa misma razón, hemos abierto nuestra mochila y hemos soltado aquello que entendemos que su ciclo terminó. Por ello, os hacemos partícipes de que nuestro local de la calle Santa Úrsula número 8, en Barcelona, que hasta ahora servía como Centro de talleres, meditaciones y cursos, deja de ser nuestra sede física, a partir del día 30 de junio del 2020. Damos gracias al espacio que nos ha aportado más de cinco años de servicio, alegría y felicidad, y nos abrimos al futuro, con más fuerza que nunca, y renovados.

Adaptándonos a los cambios globales que estamos viviendo, y gracias a las facilidades que nos brinda la tecnología, continuaremos nuestra misión en modo virtual, y también nuestros viajes, y algunas actividades presenciales en otros espacios físicos, para seguir llegando a vosotros con las mismas ganas y el mismo sentimiento de compartir lo que podemos ofreceros, y os invitamos a acompañarnos en esta nueva etapa que emprendemos con mucha ilusión.

Esperamos que cada uno de vosotros realice su parte del plan en el que estamos todos implicados, y que juntos -sin personalismos, ¡juntos de verdad!- podamos asumir, reconocer y celebrar la llegada de un nuevo tiempo: la llegada de esas almas que están por nacer, y que van a terminar la «misión» que nosotros ya comenzamos hace tiempo.  Estos niños que están llegando ahora son los que consolidarán la instauración de la 0edad dorada en nuestro planeta, que ya llegó para quedarse para siempre.
SED FELICES, ¡DANA-HO!.

Xavier Pedro Gallego

Menú